noviembre 25, 2014

Una campaña para combatir la violencia y la discriminación contra mujeres y niña



dia_violencia.jpg
Simpatizantes de Amnistía Internacional en todo el mundo se suman hoy a la campaña de los 16 Días de Activismo contra la Violencia de Género para combatir la violencia y la discriminación contra las mujeres y las niñas, incluida la negación de los derechos sexuales y reproductivos. 

El propósito de la campaña, activa del 25 de noviembre al 10 de diciembre, es rendir homenaje a las heroicas personas –defensores de los derechos de las mujeres– que luchan contra la discriminación en todas las regiones del mundo, así como pedir a los gobiernos que prevengan, investiguen y enjuicien los actos de discriminación y violencia contra mujeres y niñas.

“Las causas originarias de la violencia de género y la restricción de los derechos sexuales y reproductivos de mujeres y niñas son las mismas: discriminación sistemática basada en el género y enraizada en estructuras patriarcales que controlan las decisiones y libertades de las mujeres y las niñas”, ha dicho Lucy Freeman, directora del Programa de Amnistía Internacional sobre Género, Sexualidad e Identidad.

“Estas actitudes discriminatorias suelen ser la causa de que mujeres y niñas vean socavados sus derechos, por ejemplo en las investigaciones sobre casos de violación y otras formas de violencia sexual y de género, y los maltratadores recurren a ellas con frecuencia para justificar tales actos.” 

Amnistía Internacional se centrará en cinco acciones regionales en solidaridad con los 16 Días de Activismo:

Egipto

Una carta al presidente para reclamarle que las autoridades pongan en marcha una estrategia para combatir la violencia sexual y la discriminación, en estrecha consulta con los grupos que defienden los derechos de las mujeres. Actualmente las mujeres sufren una epidemia de violencia y discriminación en Egipto, donde más del 99 por ciento afirman que han sufrido acoso sexual y, el 47 por ciento, alguna forma de violencia en el ámbito familiar.

El Salvador

Una petición al presidente solicitando el fin de la prohibición total del aborto. En El Salvador, las mujeres y niñas que intentan someterse a un aborto cometen un delito, lo mismo que cualquiera que se lo facilite. Las mujeres y niñas que son declaradas culpables de poner fin a su embarazo pueden ser condenadas a cumplir hasta 8 años de cárcel, mientras que las que abortan espontáneamente pueden ser acusadas de homicidio con agravantes y encarceladas hasta 50 años, ya que son sospechosas de haberse sometido a un aborto clandestino.

El Magreb

Una acción de solidaridad con las mujeres y niñas supervivientes de violencia sexual y de género y las organizaciones de derechos de las mujeres que prestan apoyo en los países del Magreb (Argelia, Marruecos y el Sáhara Occidental y Túnez) donde la definición de violación como delito no se ajusta a las normas internacionales. La legislación discriminatoria existente causa estigmatización a las supervivientes de violación y las disuade de presentar denuncia por temor a ser enjuiciadas si no se da crédito a su denuncia de violación.

Consejo de Europa

Cartas a gobiernos de toda Europa para pedirles que firmen, ratifiquen y apliquen sin tardanza el Convenio de Estambul, primer tratado europeo que trata específicamente de la violencia contra las mujeres y las niñas y la violencia en el ámbito familiar. Los países que ya han ratificado el Convenio deben comprometerse a asignar los recursos que garanticen su aplicación plena.

Sudáfrica

Del 3 al 17 de diciembre, como parte de la Maratón de Envío de Cartas que celebra anualmente Amnistía Internacional, se enviarán cartas a las autoridades nacionales para expresar preocupación por los obstáculos que encuentran las mujeres embarazadas para acceder a la salud materna en las zonas rurales, particularmente en el municipio de Mkhondo, provincia de Mpumalanga.

“Los estereotipos discriminatorios basados en el género, y en particular los intentos de controlar la sexualidad de mujeres y niñas, son utilizados a menudo por los maltratadores para justificar los actos de violencia de género”, ha dicho Lucy Freeman. 

“En solidaridad con los 16 Días de Activismo, queremos empoderar a mujeres y niñas para que reclamen y ejerzan sus derechos sexuales y reproductivos y puedan vivir sin sufrir discriminación, coacción ni violencia, y sin restricciones impuestas por la sociedad basándose en estereotipos nocivos.”

Amnistía Internacional participa en los 16 Días de Activismo como parte de su campaña global “Mi cuerpo, mis derechos”, destinada a poner fin al control y la criminalización de la sexualidad y la reproducción por parte de gobiernos y otros agentes. Durante 2014-2015 el objetivo de la campaña será conseguir cambios en la vida de las personas en varios países. “Mi cuerpo mis derechos” tiene como fin recordar a los dirigentes mundiales su obligación de respetar, proteger y hacer efectivos los derechos sexuales y reproductivos.

Fuente: Amnistía Internacional Chile