diciembre 12, 2014

Encuesta Humanas. Las Mujeres están más de acuerdo con el aborto que hace 10 años.


Así se desprende del sondeo de la entidad que revela que, aparte de aprobar que se interrumpa el embarazo en caso de riesgo de vida de la madre, más del 70 % de ellas está a favor que se aplique en los casos de inviabilidad fetal y violación, superando en casi 20 puntos su posición respecto de 2004.

Un buen piso para la intención del Gobierno de despenalizar el aborto en tres casos puntuales es el que obtuvo en la última encuesta de la Corporación Humanas “Percepciones de las mujeres sobre situación y condiciones de vida en Chile 2014”.

Según la corporación, el sondeo aplicado cara a cara a 1.325 mujeres en el país entre el 22 de septiembre y el 27 de octubre, revela que el debate sobre el término legal de la gestación de un niño en Chile es un tema pendiente de la democracia y que a 10 años desde la primera Encuesta Humanas, la percepción de las mujeres sobre el tema ha cambiado.

En 2005, se consultó por primera vez sobre aborto y tres causales para llevarlo a cabo. En ese entonces, un 67 % de las mujeres estuvo a favor por riesgo en la salud de la madre; un 58 % dijo aprobarlo por inviabilidad del feto y un 55 % si el bebé en gestación es producto de una violación.

El escenario que en ese entonces superaba el 50 % de apoyo a esas alternativas de aborto, al 2014, aumentó en los puntos que el Ejecutivo espera traducir en un proyecto de ley el próximo año, ya que 79,2 % cuando corre riesgo la vida de la mujer, un 74,2 % está de acuerdo en caso si el hijo tiene pocas probabilidades de sobrevivir y un 72,9 % si el embarazo es resultado de un ultraje.

De esas cifras también se desprende que la mayoría de las chilenas (52 %) considera actualmente que el aborto no es un delito y que por ello quien se someta a uno no debe ir a la cárcel, incluso, 1 de cada 3 mujeres admite conocer o haber conocido una mujer que se practicó un aborto.

Violencia

Asimismo, Humanas señala que la mayoría de las chilenas (64,1 %) considera que la violencia hacia ellas ha aumentado.

En ese sentido éstas definen medidas fundamentales para mitigar el impacto de la violencia machista sobre sus vidas: 1 de cada 3 considera clave educar para la prevención; 1 de cada 5 cree fundamental limitar la libertad a los delincuentes agresores, evidenciando la sensación de impunidad que ronda la violencia hacia las mujeres.

El 58,2 % de las chilenas cree que la violencia contra las mujeres en las relaciones de pareja es un problema que afecta a todas las mujeres. Alarma que un 61,7 % de las chilenas considere que la violencia en la pareja es un problema provocado por “unos pocos enfermos mentales”. Se patológica así a los agresores y se naturaliza la violencia contra las mujeres.

Sobre la respuesta institucional en este ámbito, las encuestadas evalúan positivamente el actuar de los centros de la mujer (66 %) y de las ONG de mujeres (65,7 %). Les siguen Sernam (58,4 %) y Carabineros (56,7 %).

Mientras, los Tribunales de Familia y las fiscalías tienen menor valoración desde las mujeres con un 30,4 % y un 23,3 %, respectivamente.

Discriminación

Ese es el sentir de las encuestadas también se nota cuando se les habla de discriminación, ya que en la década transcurrida las mujeres siguen sintiéndose excluidas en Chile y que no se avanza en la igualdad de género, principalmente en lo que respecta al trabajo, la política y en el ámbito sexual.

La cifra de mujeres que reconocen ser segregada fluctúa entre un 70 % y un 80 % entre 2004 y 2013. En el mismo período, un 90 % de las chilenas considera que Chile es un país machista.

Mujer y política

Otro de los puntos abordados por la Encuesta Humanas es la amplia valoración de sus pares en política como es el caso de la Presidenta Michelle Bachelet, la senadora y titular de la Cámara Alta, Isabel Allende (PS) y la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá (PPD).

La Mandataria tiene un 99,7 % en nivel de conocimiento y 79,8 % de valoración, seguida de la legisladora socialista con 78,1 % y 66,4 % respectivamente, mientras que la jefa comunal se encuentra en el tercer puesto con 70,5 % de conocimiento por parte de las chilenas y un 61,4 % de aprobación.

En el gabinete de la actual administración Bachelet, la ministra de la secretaria general de la Presidencia, Ximena Rincón, lidera el grado de conocimiento (43,4 %) y la valoración en política (73,6 %), de lejos le siguen la ministra de Vivienda Paulina Saball con un 15,9 % y un 64,4 % y las ministras Blanco y Molina con un 15,1 % y 15,3 %, de conocimiento en cada caso. La ministra directora del Sernam, Claudia Pascual, con un 10,5 % de conocimiento entre las chilenas, porcentaje que la valora con un 73,9 %.

En el caso de los hombres en política más conocidos y valorados por las mujeres son el líder del Partido Progresista y ex candidato presidencial, Marco Enríquez-Ominami con un 84,9 % y un 59,3 % respectivamente, seguido por el senador del PPD, Ricardo Lagos Webercon un 76,4 % de conocimiento y un 55,9 % de valoración, y el senador de RN Andrés Allamand, con 62 % de conocimiento y una valoración de 47,9 %.

Desconfianza en partidos políticos

En 10 años el sondeo advierte que también aumentó en más de 20 puntos la desconfianza de las mujeres hacia las colectividades partidistas, ya que el 62,9% de las chilenas reconocen que los partidos dan pocas oportunidades a las mujeres, opinión que en 2004 llegaba al 41,6 % de las mujeres inscritas en los registros electorales.

Este recelo hacia las tiendas políticas tiene como correlato el creciente apoyo a la incorporación de cuotas como medida de equidad, tendiente a aumentar la participación y representación política de las mujeres.

Hace 10 años la ley de cuotas para que las mujeres accedieran a cargos públicos era apoyada por un 68 % de las chilenas, en tanto que en 2014 un 83,2% quiere una ley de cuotas que obligue igualdad de hombres y mujeres en puestos públicos.

Grandes reformas

En relación a las reformas estructurales que por años se han planteado y que pretende materializar el actual Gobierno, la Reforma Educacional es considerada unas de las “grandes reformas”, contando con un respaldo de las chilenas de 44,1 %; le siguen la Reforma Laboral con un 39 % de respaldo, la política de descentralización con un 38,5 % y la Reforma al sistema Binominal con un 30,2 %.

La Encuesta de Corporación Humanas revela que en materia de cambios a la educación son las mujeres las que eligen el colegio al que irán sus hijos e hijas. Se trata de un 55,8% de mujeres en contraposición al 31,1 % de chilenas que reconoce que padre y madre definen de manera compartida el establecimiento en que estudiarán.

Por su lado la Reforma Tributaria que conduce el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, cuenta solo con un 26,6 % de apoyo. Un 63,4 % de las chilenas dice haber oído hablar de ella, mientras que un 32,8 % cree que será una reforma perjudicial para la clase media y sólo el23,3 % cree que ella permitirá financiar la educación gratuita.

Derechos humanos

Un 97,6 % de las mujeres considera que debe incorporarse a la nueva Constitución un texto sobre su derecho a vivir una vida libre de violencia. Un 97,1 % propone que se incluya la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, un 97 % que se prohíba toda forma de discriminación y explotación contra las mujeres y las niñas, un 94,4 % apoya la participación igualitaria de hombres y mujeres en puestos de decisión, y un 89,4 % la protección de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

En materia de libertad sexual, al 2014 la mayoría de las mujeres (72,1 %) considera que las chilenas pueden “hacer lo que quieran con su vida sexual” y que pueden tener sexo sin “estar enamoradas” (67 %). La maternidad dejó de ser el sentido único para ser mujer: el 90 %cree que es válido que una mujer no quiera ser madre.

También en reconocen y validan la diversidad en las familias. El 50 % de las chilenas valoran positivamente una familia compuesta por parejas del mismo sexo con o sin hijos e hijas. Este apoyo mayoritario, respalda el debate público que se está realizando en Chile sobre matrimonio igualitario y Acuerdo de Vida en Pareja y filiación.

Fuente: La nación