diciembre 06, 2014

Mapas de las mujeres

Deje que los mapas lo guíen por el mundo y hacia los asuntos que afectan las vidas de las mujeres. Explore mapas sobre el porcentaje de mujeres en el gobierno, sobre cuándo las mujeres lograron el derecho al voto, sobre cuánto dinero ganan y sobre cuántas mujeres están afectadas por la violencia doméstica.

La violencia doméstica

"Una parte significativa de la población mundial es rutinariamente sometida a tortura, hambre, terrorismo, humillación, mutilación e incluso asesinato por el simple hecho de ser mujer. Crímenes como estos contra cualquier otro grupo serían reconocidos como una emergencia civil y política".--Charlotte Bunch y Roxanna Carrillo

Para millones de mujeres, su hogar es el lugar más peligroso para estar. Muy lejos de ser un lugar de seguridad, la familia suele ser cuna de violencia.



En su lugar

Como observación política amplia, podríamos decir que las mujeres de todas partes enfrentan restricciones de facto a su presencia pública, su forma de vestir y su comportamiento público y privado. Pero en muchos países, "poner a las mujeres en su lugar" es una empresa literal. Las restricciones a la movilidad y a la vestimenta, en vigor en un sorprendente número de países, tienen sus raíces en las típicas presunciones patriarcales sobre el derecho de los hombres a controlar a las mujeres, en una potente combinación con interpretaciones religiosas fundamentalistas.



Mujeres en las legislaturas

Este mapa es una instantánea de la representación de las mujeres en el gobierno a principios de 2002. Hay algunos patrones que persisten a través del tiempo y el espacio: en ningún lugar las mujeres tienen una representación igualitaria a los hombres en el gobierno; solo en 22 países, las mujeres representan el 25 por ciento o más de los legisladores electos; los estados con la mayor proporción de mujeres en cargos electos son aquellos que tienen políticas explícitas de promoción de la igualdad --de forma muy notable, países escandinavos.



Trabajando por salarios

En todo el mundo, cada vez más mujeres están trabajando fuera del hogar a cambio de una remuneración, pero lo hacen bajo circunstancias bastante distintas a los hombres. Por lo general, se les paga menos que a los hombres por su trabajo. Esta discrepancia en los ingresos revela varios factores: una indiscutible discriminación de género, la concentración de las mujeres en trabajos predominantemente femeninos y el alto porcentaje de mujeres que trabajan medio tiempo. La brecha salarial persiste a lo largo de diversos sectores. En el sector de Internet de EEUU, prestigioso y de salarios altos, por ejemplo, las mujeres ganan en promedio un 24 por ciento menos que sus pares masculinos.



Fuente: IMOW