mayo 06, 2015

“La Comunidad de Madrid que queremos las mujeres”

La Federación de Asociaciones de Mujeres de la Comunidad de Madrid ha presentado a partidos políticos, plataformas electorales y sindicatos su plataforma reivindicativa electoral de mayo 2015 “La Comunidad de Madrid que queremos las mujeres”. En ella hacen una retrospectiva de cómo han ido en detrimento las políticas públicas en las Comunidad de Madrid y cuáles son las medidas que les exigen tener en cuenta.

Dicen que todavía no han elaborado ningún Informe de impacto de género para diseñar las leyes y planes, a excepción de los informes para medir la idoneidad de las empresas que concursan en las subvenciones. Además, el presupuesto destinado a la Consejería de Asuntos sociales para los programas de promoción de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres y la lucha contra la violencia de género, se redujo de golpe un 15%, en 2013. Actualmente ambas partidas se encuentran unidas en una sola “Acciones contra la violencia de género y promoción de la igualdad de oportunidades”.

Violencia machista

En lo referido a la violencia de género manifiestan que ya son 31 las víctimas mortales por violencia de género en la Comunidad de Madrid durante la legislatura. El Gobierno regional extinguió el Consejo Asesor del Observatorio Regional de la Violencia de Género en 2011 y no se ha elaborado ningún plan de lucha contra la violencia de género desde 2008, aun disponiendo la Comunidad de Ley autonómica en materia. También se han visto reducidos los recursos residenciales para víctimas de violencia machista que tienen actualmente 281 plazas cuando, según el INE, el número de víctimas con medidas de protección ha sido de 3.036 mujeres en 2013.

La Federación de Asociaciones de Mujeres de la Comunidad de Madrid exige para esta problemática “la elaboración de Plan regional contra las violencias hacia las mujeres conforme al Convenio de Estambul, que centralice todos los recursos y ofrezca medidas integrales a las mujeres victimas de los diferentes tipos de violencias, y para la promoción de la igualdad de género en la diversidad, que promueva la igualdad entre mujeres y hombres, y los diferentes colectivos de mujeres de la Comunidad de Madrid”.

En cuanto al acceso a la Justicia y viviendas de protección oficial proponen “la institucionalización de un proceso facilitador para el acceso gratuito a la Justicia en la CM y medidas de protección para todas las mujeres que denuncian violencias, así como un aumento progresivo de Centros residenciales en la CM y del número de plazas para mujeres victimas de violencias, y para mujeres en situación de exclusión social, y sus hijos/as. También facilidades minimizando requisitos en ambas situaciones, para el acceso a la vivienda vía protección oficial tanto para la adquisición como para el alquiler”.

Empleo y servicios sociales

Dice la Federación de Asociaciones su reivindicación que en materia de empleo la Comunidad de Madrid no lleva a cabo ningún Plan de fomento del empleo para la mujer. Aseguran que “el presupuesto se centra a un cúmulo de acciones de sensibilización y formativas impartidas y dirigidas al propio personal de la Administración, en su mayoría por y para profesionales y empresas, en relación a la conciliación de la vida familiar y laboral”. Sin embargo, el Gobierno no ha tenido en cuenta que con la reforma labora se ha precarizado el empleo y quienes más sufren sus consecuencias son las mujeres. Recogen que un 75% de los trabajos temporales y a tiempo parcial los ostentan las mujeres, a lo que se suma que “el 15,2% de las mujeres tienen ingresos salariales menores o iguales que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), mientras que sólo el 5,6% de los hombres se encuentran en esa situación”. Esta situación también se ve reflejada en la desigualdad de la distribución de la renta, pues las mujeres siguen ganando menos que los hombres y cobrando menos pensiones.

El desmantelamiento del Estado del Bienestar ha sido otro de los objetivos según la Federación de Asociaciones. Mantenerlo es imprescindible para mantener la igualdad de las personas con independencia de su poder adquisitivo. Sin embargo, sus políticas se ven reflejas en la insuficiencia de escuelas infantiles, centros de atención a mayores y atención a la dependencia. Como dato dan que en 2014 solo había 160 plazas en el plan de respiro familiar, que tiene como objetivo apoyar a familiares y/o personas cuidadoras principales de las personas con discapacidad física o intelectual. Recogen que a hay que sumarle “el numero de plazas en las residencia son insuficientes, en su mayoría son concertadas, cofinanciadas y con listas de espera largas, los programas de atención básica y especializada a la discapacidad solo cubrían la atención temprana a unas 900 personas y la rehabilitadora a unas 300, destinándose la mayor parte de presupuesto a conciertos o convenios con entidades privadas”.

Las propuestas que hace la Federación de Asociaciones para estos sectores son:

  • Aumento de partida presupuestaria para becas de escolarización infantil, primaria, especial, y demás cobertura de los servicios educativos, de manera que no suponga una carga para las familias, si no una ayuda a la manutención y educación de los/as hijos/as.
  • Aumento en la partida presupuestaria para aumento de las plazas en centros residenciales y no residenciales de atención a las personas dependientes.
  • La implantación territorial de un Plan Emplea Mujer que promueva el acceso al empleo en condiciones de igualdad de género, integrando conjuntamente políticas sociales y de igualdad, y conciliación con corresponsabilidad, además del apoyo al emprendimiento.
  • También han propuesto medidas para que se fomente el asociacionismo y participación ciudadana, así como la exigencia de un programa de salud sexual y reproductiva incluyendo técnicas de Reproducción Humana Asistida en hospitales públicos.

Fuente: AmecoPress