julio 13, 2015

¿Qué tanto hemos avanzado en el Objetivo de Desarrollo del Milenio N°3?


Como ya estamos en el 2015, la pregunta que surge es: ¿Qué tanto hemos avanzado en Objetivo de desarrollo del Milenio Nº 3? Este objetivo es: promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer. La única meta que se acordó en la Declaración del Milenio con relación al tercer objetivo sobre la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer es la eliminación de las disparidades de género en la educación primaria y secundaria, preferiblemente en el 2005 y en todos los niveles educativos para el 2015. Los indicadores que se propusieron para monitorear el progreso de este objetivo son 4 (2):
  • La proporción de niñas a niños en la educación primaria, secundaria y terciaria
  • La proporción de mujeres a hombres analfabetos de 15 a 24 años de edad
  • La proporción de mujeres con empleo remunerado en el sector no agrícola
  • La proporción de escaños en poder de mujeres en los parlamentos nacionales
Al día de hoy, cada país del mundo ha evaluado sus avances en cada uno de los Objetivos del Milenio en el reporte del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) del año 2014, que nos informa sobre lo que se ha obtenido (1) .

La participación política de las mujeres continúa aumentando, impulsada por sistemas de cuotas.

La proporción de mujeres que ocupaban un escaño parlamentario aumentó en 42 de las 64 cámaras renovadas de todo el mundo en 2013. En 39 de las cámaras para las que hubo elecciones se utilizaron cupos electorales, ya fuera por decisión voluntaria de los partidos o por vía legislativa. Este tipo de medidas influye positivamente en el acceso de las mujeres al parlamento.

En 1990, en Asia meridional solo 74 niñas por cada 100 niños estaban matriculadas en la escuela primaria. En 2012, la tasa de matriculación fue la misma para las niñas que para los niños.

En África subsahariana, Oceanía y Asia occidental las niñas todavía enfrentan barreras para ingresar a la escuela primaria y a la secundaria.

En África septentrional las mujeres tienen menos de 1 de cada 5 trabajos remunerados en el sector no agrícola.

Las mujeres ocupan en 46 países más del 30% de los escaños del parlamento nacional en al menos una de las cámaras.

A continuación algunos puntos aún no superados:

  • Para las adolescentes de algunas regiones, hacer realidad el derecho a la educación sigue siendo una meta difícil de alcanzar
  • La pobreza es un importante obstáculo para la educación, especialmente entre las niñas de mayor edad
  • En todas las regiones en vías de desarrollo, salvo en los países de la CEI, hay más hombres que mujeres en empleos remunerados
  • A las mujeres se les suele relegar a las formas de empleo más vulnerables
  • Gran cantidad de mujeres trabajan en empleos informales, con la consiguiente falta de prestaciones y seguridad laboral
  • Los puestos en los niveles más altos siguen obteniéndolos los hombres, la diferencia es abrumadora
  • Las mujeres están accediendo lentamente al poder político, pero por lo general gracias a cuotas y otras medidas especiales

Se necesitan acciones más audaces y específicas donde todavía existen brechas y disparidades significativas. En la actualidad, se están discutiendo los nuevos objetivos post 2015. Y aquí traigo el informe que nos compartió Fabiola Amariles, llamado el primer Informe del Observatorio GEP&DO (http://genderobservatory.com/) . En el que se recoge el actual debate sobre género en la definición de la Agenda Post 2015 y un análisis de los desafíos existentes hoy por hoy desde un enfoque transformador de género. El informe se descarga en: http://genderobservatory.com/wp-content/uploads/2015/06/G%C3%A9nero_y_Agenda_Post2015_InformeGEPDO_CORR.pdf

Finalmente, esta invitación que nos hace Fabiola Amariles a que estemos atentas a lo que pasa con la definición de los objetivos de desarrollo sostenible y específicamente con el objetivo que trabaja la equidad de género y el empoderamiento de la mujer. Desde las organizaciones tenemos herramientas que nos permiten trabajar para aportar a este objetivo. El reto es inmenso pero tenemos las capacidades para lograrlo, de eso estoy segura.

Por Adriana María Alondo Rozo
Fuente: http://www.wim-network.org/

(1)PNUD – Informe del 2014 sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio.
(2) Los Objetivos de Desarrollo del Milenio en America Latina y El Caribe – BID – 2004