agosto 11, 2015

Día Internacional de los Pueblos Indígenas.


Foto: ONU Mujeres/ Ryan Brown

Se estima que hay más de 370 millones de indígenas en 70 países del mundo. Las mujeres indígenas enfrentan múltiples formas de discriminación y violencia, tanto por ser mujeres como por ser indígenas, y deben hacer frente a distintos obstáculos para superar estos problemas de manera cotidiana.

El enfoque de este año del Día Internacional de los Pueblos Indígenas [9 de agosto] es "Agenda posterior a 2015: Garantizar la salud y el bienestar de los pueblos indígenas". Las mujeres indígenas sufren dificultades desproporcionadas en el acceso a la atención médica, así como tasas más altas de mortalidad materna e infantil, desnutrición y enfermedades infecciosas como la tuberculosis y el paludismo. Aunque se cuenta con las mujeres indígenas para contribuir a la salud y el bienestar de sus propias familias, a menudo enfrentan obstáculos para acceder a los recursos necesarios para construir los cimientos de una vida mejor, tales como la educación y la tierra.

ONU Mujeres apoya activamente a las mujeres indígenas en todo el mundo en la tarea de garantizar que se respeten sus derechos y se escuchen sus preocupaciones, a través de nuestros programas del Fondo para la Igualdad de Género, que procuran aumentar el empoderamiento económico y la participación política, y de las subvenciones que otorga el Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas indígenas, así como otros programas o iniciativas de investigación de ONU Mujeres.

Puntos destacados de Asia y el Pacífico: Se estima que el 70 por ciento de los pueblos indígenas del mundo vive en Asia y el Pacífico, los programas y los fondos de ONU Mujeres han logrado cambios en las vidas de las mujeres indígenas mediante el fortalecimiento de la promoción y la distribución de información sobre los derechos de las mujeres.
Ejemplos de nuestro trabajo con mujeres y niñas indígenas:

Para muchas de las poblaciones indígenas del mundo, la pérdida de sus tierras tradicionales amenaza su propia supervivencia, y sus culturas simplemente podrían desaparecer. En Tailandia, las mujeres indígenas se han sumado a la lucha por la justicia y por el futuro de su pueblo. La revista de noticias del siglo XXI de UNTV cuenta sus historias en este video producido para ONU Mujeres.

Las mujeres y los hombres del pueblo dibabawon, en Filipinas, participaron en cursos de formación destinados a la toma de conciencia entre los hombres y las mujeres indígenas sobre la igualdad de género, dirigido en particular a reforzar sus conocimientos sobre la protección de las mujeres, las niñas y los niños.



Un proyecto que fortalece la promoción de los derechos de la mujer al acceso a la tierra en Camboya, India e Indonesia reconoce el papel vital de las mujeres indígenas en sus comunidades.


Citas:

Foto: ONU Mujeres/ Nuntana Tangwinit

Yo no sabía acerca de mis derechos, ni tenía idea de a quién y ni a dónde ir a pedir ayuda si violaban mis derechos. Ahora lo sé y compartiré esta información con otras mujeres de mi comunidad.
— Sra. Rebecca Tompong, de 40 años de edad, de la tribu dibabawon.




Foto: ONU Mujeres/ Nuntana Tangwinit

La capacitación en materia de violencia contra las mujeres, las niñas y los niños me ha hecho comprender los derechos de la infancia. Los aplicaré a mis hijas e hijos. De ahora en adelante, cada vez que mi hijo haga una rabieta, no responderé pegándole o lastimándolo, sino hablándole y corrigiéndolo del modo adecuado.
— Sra. Mary Jane Sagubay, de 30 años edad, de la tribu dibabawon.



Foto: ONU Mujeres/ Nuntana Tangwinit

Me he enterado de que ya hay leyes aplicadas por el gobierno para proteger los derechos de las mujeres. Para mí, eso significa que, mediante estas leyes, nuestro gobierno ha armado a las mujeres en la sociedad.
— Sra. Lolita Bundan, de 51 años de edad, bisaya.

Fuente: Onumujeres