agosto 29, 2015

Las mujeres saudíes podrán votar... pero no conducir hasta el colegio electoral

El régimen absolutista de la familia Saud presume de apertura por la participación de las mujeres en el proceso de elecciones municipales para el Consejo Consultivo que se celebrará en diciembre. Organizaciones de Derechos Humanos critican la limitación de este movimiento, que entienden como un primer paso.

Las mujeres podrán votar en las elecciones municipales al Consejo Consultivo en Arabia Saudí en diciembre.

Por primera vez en la historia, las mujeres están participando en un proceso de elecciones en Arabia Saudí, un país en el que no pueden conducir ni viajar solas, entre otras restricciones durísimas a sus derechos.

En 2011 el rey Abdullah emitió un real decreto que permitía la participación de las mujeres en actividades políticas. Cuatro años después, ese permiso se ha concretado en que ellas puedan votar, y ser candidatas, para las elecciones municipales al Consejo Consultivo, un órgano adscrito al monarca que supuestamente debe estar compuesto por un 20% de mujeres, que se celebrarán en el mes de diciembre.

El registro para que ellas puedan votar comenzó el 22 de agosto y el 30 lo hará el registro de candidatas.

Desde las altas instancias de la monarquía saudí, según recoge CNN, se califica a este hecho como "un hito histórico para el progreso del país".

Es un primer paso, importante pero muy restringido, en un país en el que las mujeressufren una gravísima privación de derechos y libertades: no se les permite conducir ni tener una cuenta bancaria a su nombre, tampoco pueden viajar o ir a la escuela sin un hombre. En 2014, Arabia Saudí ocupaba el puesto 130, de un total de 142, en el ranking de igualdad de género por países.

Organizaciones como Human Rights Watch o Amnistía Internacional han valorado positivamente esta apertura del régimen saudí, por lo que supone de capacidad de empoderamiento de las mujeres y por ser un primer movimiento hacia su integración en la vida civil del país, pero también han criticado con dureza la tibieza de esta medida y la limitación de sus efectos.

Otras voces también alertan de que este movimiento pueda ser un mero maquillajepara la familia Saud, que gobierna el país con mano de hierro y monarquía absoluta desde 1932.

Las elecciones de diciembre, en las que las mujeres participarán únicamente en la escala municipal, sólo servirán para elegir a la mitad de quienes conforman el citado Consejo Consultivo, quedando la otra mitad a la libre elección del rey Salmán bin Abdulaziz, en el trono desde el fallecimiento de su hermanastro Abdullah en enero de este año.

Se trata, critican, de un lavado de cara de carácter simbólico y poco significado real para un régimen que cuenta entre sus vergüenzas castigar con la pena de muerte a las personas homosexuales.

Fuente: Periodico Diagonal