agosto 18, 2015

Más de 300 personas dialogaron sobre los retos de la transversalidad.


Más de 300 personas dialogaron sobre los desafíos para avanzar en la transversalización de género en las políticas públicas de América Latina y el Caribe en el ciclo de intercambios virtuales organizadas por el PNUD. Se contó con la exposición de 25 personas especialistas que representaban instituciones de gobierno, sociedad civil, Naciones Unidas y expertas independientes, quienes provocaron con sus conocimientos, reflexiones y aprendizajes.

En el marco del veinte aniversario de la Plataforma de Acción de Beijing y de la negociación para los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible, el proyecto América Latina Genera impulsó un ciclo de webinarios durante el primer semestre de 2015. Además de compartir avances, logros y desafíos, se analizaron los aprendizajes y las estrategias de las experiencias latinoamericanas y se definieron algunas recomendaciones para avanzar en la práctica.

Fragmentos del diálogo

Si bien es cierto que nuestra región es una de las que más logros consiguió en la implementación de la plataforma de acción de Beijing, dichos avances se han producido en un contexto regional de recrudecimiento de la desigualdad y transformaciones económicas, sociales y ambientales que inciden especialmente en las vidas de las mujeres y niñas. Y más aún en algunos grupos específicos: indígenas, afrodescendientes, mujeres con discapacidad, mujeres que viven con VIH, migrantes, mujeres rurales, analfabeta, etc.

Siguen existiendo múltiples obstáculos para alcanzar la igualdad de género, pero uno de los que permanecen con más fuerza es la falta de voluntad política, que se mantiene incluso en aquellos países donde las mujeres ocupan los más altos cargos de decisión política. La falta de leyes de igualdad en varios países les priva del marco necesario para poder avanzar.

Sin embargo, en los espacios subnacionales se dan las condiciones más adecuadas para incorporar la perspectiva de género y el empoderamiento de las mujeres. Se dan las oportunidades para trabajar en planes estratégicos realmente participativos, de legitimación de las políticas públicas diseñadas a partir de estos procesos y que dan oportunidad al control y la auditoría social y promueven la rendición de cuentas.

También hay avances en la visibilización de los temas de género, especialmente en relación a la corresponsabilidad como un tema que se ha ido posicionando. Pero al mismo tiempo hay problemas de medición del impacto de estas medidas. La división sexual del trabajo sigue estando muy presente y las tareas de cuidado asociadas a la reproducción de la vida humana no es aún compartida.

Es necesario dejar de compartimentar las formas de violencia contra las mujeres, y pensarlas como un continuum del espacio público y el privado donde las violencias están interrelacionadas. Esta mirada intersectorial para construir el problema y las respuestas, es fundamental en múltiples áreas, como las políticas sociales pero también urbanas y ambientales, para que efectivamente se orienten al bienestar de las personas.

Si bien es importante y hay necesidad de tener respuestas más claras y firmes sobre lo que ha funcionado mejor, hay que recordar que para el mainstreaming no hay recetas, lo que podemos es tener referentes y de ahí tomar lo que nos sirve; ya que no todo funciona igual en diferentes contextos.

La conmemoración de los 20 años de la plataforma de acción de Beijing deberían ser una oportunidad para retomar los horizontes estratégicos que tienen que ver con el fortalecimiento de los estados, el reconocimiento de los derechos de las personas, la reducción de las desigualdades y la implementación de políticas con unas miradas menos binarias, más articuladas e interseccionales de las identidades de género y que promueva políticas públicas holísticas y multisectoriales. Para todo ello es necesario que exista aval político, asignación financiera, y que seamos capaces de llegar a las y los tomadores de decisiones.

Te invitamos a leer y compartir las síntesis de cada una de estos interesantes intercambios, y a escuchar las grabaciones de las webinars. Además podrás acceder a información detallada de las experiencias analizadas.


Todos los intercambios han sido organizados por el Área de Género del Centro Regional del PNUD, con el apoyo de la Agència Catalana de Cooperació (ACCD) al Desenvolupament en el marco del proyecto "Superando Obstáculos para la Transversalidad de Género en América Latina y el Caribe.

Fuente: América Latina Genera