octubre 16, 2015

Reforzar los movimientos de base y la solidaridad entre las feministas: resultados de la caravana europea

Iniciada en marzo pasado en Nusaybin, en el Kurdistán turco, la Caravana Feminista de la Marcha Mundial de las Mujeres a través de Europa arribará a Lisboa, Portugal, el 17 de octubre de 2015, en ocasión del Día internacional para la erradicación de la pobreza y la fecha del cierre oficial de la 4ta acción internacional de la Marcha Mundial de las Mujeres. AWID entrevistó a Clara Carbunar, militante dentro de la Marcha Mundial de las Mujeres (MMM) en Francia, de la Coordinación europea de la MMM e integrante del equipo organizador de la caravana europea, para conocer más al respecto. 

© Marche Mondiale des Femmes
AWID: ¿Quién comenzó esta caravana europea y por qué?

Clara Carbunar (CC): La red de Jóvenes Feministas de Europa de la MMM[1] propuso esta acción en el marco de la reflexión en torno a la 4ta acción internacional de la MMM, la cual implica acciones por región para reforzar las bases feministas en cada continente y sacar a la luz diversas formas de resistencia y lucha de las mujeres. Queríamos reforzar particularmente los lazos con las mujeres de Europa del Este quienes están menos organizadas en la marcha, con una caravana que recorriera diferentes países y movimientos, a los fines de facilitar el trabajo colectivo de las feministas en ese continente.

AWID: ¿Cuáles son los objetivos de la caravana?

CC: La idea principal de esta caravana era recordar que, aunque se hable muy poco sobre esto, por todas partes en el continente, las mujeres están comprometidas en diversas luchas y de este modo que las feministas se alienten mutuamente en dichas luchas. La caravana interviene en un difícil período en cuanto a las luchas en Europa, particularmente con importantes reveses y el aislamiento de las feministas, especialmente de aquellas que se posicionan en una línea anticapitalista que cuestiona el sistema en su conjunto. Así pues se trataba de establecer puentes entre los movimientos, documentar las realidades actuales de las mujeres y transmitirlas, en particular en el seno del movimiento feminista.

La caravana buscaba también ofrecer la oportunidad a las feministas de trabajar conjuntamente a nivel local con el fin de crear eventos comunes. La misma brindaba así un pretexto para la organización de eventos que permitían a las feministas locales decidir sobre la forma y duración de los mismos.

Otro objetivo de la caravana consistía en crear una comunidad de feministas en la cual la vida comunitaria se mostraba como una alternativa al individualismo capitalista. El equipo de la caravana estaba constituido por unas quince mujeres de distintas nacionalidades, y variaba en función de los encuentros que se producían sobre la marcha y de aquellas que se sumaban al equipo por un período específico. Era también un espacio para probar y experimentar modos de vida alternativos para las militantes que se sumaban a esta comunidad.

© Marche Mondiale des Femmes
AWID: ¿Cómo fueron decididos el itinerario y las actividades de la caravana?

CC: El recorrido global de la caravana se diseñó a partir de las necesidades y demandas de la MMM a nivel nacional. Luego fueron contactadas las coordinaciones de grupos locales con los cuales ya habíamos trabajado en el pasado para consultarles sobre sus necesidades. El recorrido de la caravana fue entonces definido en cuanto a las fechas y ciudades. En cada parada, la forma de recepción de la caravana podía variar desde una velada hasta cinco días de eventos, todo en función del análisis de las feministas locales sobre sus necesidades en cuanto a la duración y el tipo de evento. Dichos eventos podían estar también orientados a nivel local, nacional o internacional. Podían tomar la forma de manifestaciones, conferencias, discusiones, visitas a sitios de lucha, eventos culturales o incluso talleres prácticos para autoformarse entre feministas, entre los cuales había talleres de autodefensa o también de recursos como el método del teatro del oprimido.

AWID: ¿Podrías hablarnos de las dinámicas generadas entre el nivel local, regional e internacional? 

CC: El público de los eventos era muy amplio pero los eventos estaban principalmente organizados por las feministas locales. El rol del equipo de la caravana era ante todo aprender, comprender y compartir las luchas de esas mujeres. La llegada de esta caravana compuesta por feministas de diferentes países permitió aportar fuerza política a las feministas locales. Incluso en Francia, donde se puede pensar que es más frecuente observar la presencia de distintas feministas, la caravana impulsó una dinámica feminista en las ciudades donde no existía una organización feminista de base. Dicho efecto se observó sobre todo en los países de los Balcanes. Por ejemplo, en Belgrado, Serbia, un grupo de lesbianas decidió organizar la Primavera de las lesbianas, la cual incluía, entre otras cosas, una marcha pública de lesbianas en alianza con las feministas. Era la primera vez en la historia de los Balcanes que se hacía algo así. Ellas lograron hacer venir lesbianas de otros países de la región dentro de un contexto muy hostil de violencias hacia ellas. Las mismas usaron el apoyo internacional que la caravana podía aportarles para sacar del fondo de sus propias fuerzas a los fines de realizar un evento inédito, simbólico y extremadamente emocionante. Esto demuestra concretamente como lo internacional puede servir de apoyo y actuar como vector de solidaridad entre feministas.

AWID: ¿De qué modo la caravana europea responde a las temáticas abordadas de manera más general por la MMM a nivel internacional y cuál es el símbolo común de esta 4ta acción internacional?

CC: La Marcha Mundial de Mujeres (MMM) trabaja sobre cuatro grandes temas transversales a saber, violencias, paz y desmilitarización, autonomía económica y la cuestión de los bienes comunes/bienes públicos. Para cada tema, la caravana europea se sumó a diversos tipos de luchas sobre la marcha. Por ejemplo, respecto a la cuestión de la desmilitarización, nos aliamos con un movimiento de mujeres del Kurdistán turco, visitamos el antiguo campo de concentración de Mauthausen en Austria donde las mujeres están luchando por el reconocimiento de la prostitución forzada en el campo, y visitamos Srebrenica en Serbia, 20 años después del genocidio cometido por las fuerzas militares serbias de Bosnia. Las mujeres exiliadas en Europa occidental compartieron también con nosotras sus experiencias de la guerra. 

Las semillas fueron elegidas como símbolo común para esta 4ta acción internacional de la MMM haciendo referencia a las luchas de las mujeres por la soberanía alimentaria. Así pues, en el marco de la caravana hubo intercambios de semillas en los sitios públicos para poner de manifiesto de manera simbólica las problemáticas de los recursos, tierras, agua, producción y consumo de alimentos, y los desafíos de género que les atañen. También se organizaron encuentros con mujeres campesinas y muchos grupos locales retomaron esta temática entre sus actividades.

AWID: ¿podrías decirnos más sobre el campamento feminista organizado en Polonia?

CC: En el mes de agosto, tuvo lugar en Wojtowice, Polonia, el campamento feminista internacional que reunió durante una semana a unas cuarenta feministas provenientes de todo el mundo. Dado que no existe una red formal nacional de feministas en el país y que las feministas anticapitalistas son una minoría en relación con las feministas liberales en Polonia, dicho campamento respondía a una necesidad de las mujeres polacas de proponer un espacio para conectarse con el movimiento de mujeres de otros países mediante el apoyo de la MMM. Uno de los objetivos era identificar los nuevos movimientos populares en el mundo post-comunista, después de 25 años de transición, que se relacionan también con las mujeres de Europa del Este y que sostienen sus movilizaciones. 

© Casa Colorida
AWID: ¿Cuáles han sido las dificultades a las que se vieron enfrentadas?

CC: Hay muchas dificultades relacionadas con la comunicación en torno a la caravana, la cual habíamos planificado como muy regular al inicio pero que no pudo ser posible en razón de la falta de recursos humanos. La caravana no contó con subvenciones públicas, puesto que nuestras demandas de financiamiento fueron rechazadas, y nos tuvimos que arreglar con un presupuesto muy limitado proveniente de donaciones privadas. Llegamos a recolectar 12 000 euros por medio del financiamiento participativo, lo cual sigue siendo muy poco para este tipo de proyecto, especialmente cuando se sabe que nuestras militantes, sobre todo aquellas que vienen de los países menos ricos de Europa, se encuentran en situaciones económicas extremadamente difíciles. Otra dificultad a la cual nos vimos enfrentadas es la del sistema de fronteras y visa europea que hacía complicada la circulación de nuestras militantes.

AWID: ¿Cuáles son las próximas etapas?

CC: Un evento de cierre de la caravana tendrá lugar en Lisboa, Portugal, del 15 al 17 de octubre del 2015. Esperamos contar con una presencia importante de feministas de todo el mundo. Luego, veremos cómo compartir lo que la caravana observó a nivel de las luchas de mujeres poco conocidas, basándonos para ello en la documentación de las luchas producida a medida que se avanzaba en el recorrido. En cuanto a la forma de ello, querríamos realizar una exposición y eventualmente producir una publicación, pero esto va a depender necesariamente de los recursos humanos y financieros disponibles.
Por Mégane Ghorbani
Fuente: Awid

[1] Dicha red había organizado un Campamento de jóvenes feministas en Europa en 2011 y 2012.