mayo 27, 2016

28 DE MAYO, DÍA INTERNACIONAL DE ACCIÓN POR LA SALUD DE LAS MUJERES ¡PARA LAS MUJERES TODAS, SALUD Y DERECHOS HUMANOS PLENOS AHORA!

La salud es un derecho humano universal y, como tal, se considera un bien social. El Estado chileno, incumpliendo su rol histórico de garante de derechos, no entrega hoy condiciones igualitarias para su goce. Este 28 de Mayo, cuando se conmemora el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, la Articulación Feminista por la Libertad de Decidir hace un llamado a defender el derecho a la salud de las mujeres puntualizando las siguientes demandas: 

· Exigimos que la nueva Constitución Política, emanada de una Asamblea Constituyente, reconozca explícitamente la salud como derecho humano fundamental.
· Denunciamos el progresivo desmantelamiento del sistema público de salud, del cual las mujeres somos principales usuarias. Rechazamos la privatización de la salud, que la ha transformado en valor de mercado, al igual que los abusos de las Isapres contra las mujeres por su potencial reproductivo y edad.
· Exigimos servicios de salud accesibles y con alta calidad de atención para todas las mujeres a lo largo de su ciclo vital, y que acojan con especificidad a lesbianas, transgéneras, mujeres de pueblos originarios, adolescentes, inmigrantes, mujeres mayores, mujeres con discapacidades, mujeres VIH+.
· Demandamos el reconocimiento constitucional de los derechos sexuales y derechos reproductivos como derechos humanos, y garantías para su ejercicio efectivo, con énfasis en la autonomía y la libertad de decidir.
· Exigimos, en salud sexual y reproductiva, el acceso garantizado a la anticoncepción, incluyendo anticoncepción de emergencia, condones masculinos y femeninos, esterilización quirúrgica voluntaria y vasectomía. 
· Rechazamos la dictadura moral de iglesias y partidos confesionales que se inmiscuyen en leyes y políticas públicas de un Estado Laico, en especial en el ámbito de salud sexual y reproductiva de mujeres, adolescentes y diversidad sexual. Esto contrasta con los casos de abuso sexual que implican a distintos sacerdotes católicos, los que son encubiertos por la misma jerarquía. 
· Demandamos que el Estado chileno salde su deuda histórica legislando el aborto legal, seguro y gratuito, y ponga fin a persecuciones, maltrato y denuncias contra mujeres que abortan.
· Exigimos respetar la maternidad voluntaria, segura, protegida. Que toda mujer que desea ser madre tenga las condiciones materiales y simbólicas para ello, que las mujeres y parejas con problemas de fertilidad puedan acceder a tratamientos de primera línea gratuitamente, y que aquellas que deciden no ser madres, sean reconocidas en su decisión soberana.
· Denunciamos la débil y lenta respuesta del Estado chileno frente al grave embate de la violencia contra las mujeres y niñas, la que constituye un grave atentado a sus derechos humanos y conlleva costos humanos, sociales, sanitarios y económicos no suficientemente dimensionados. Exigimos políticas intersectoriales efectivas para su prevención, sanción y erradicación, las mujeres no pueden seguir esperando. 
· Demandamos mayor atención a la salud mental de las mujeres, afectadas por la doble y triple jornada de trabajo, desigual reparto de tareas domésticas y crianza, precariedad laboral, desempleo, violencia machista, feminización de la pobreza, discriminación social, entre otros fenómenos.


Santiago, 28 de mayo, 2016.