junio 30, 2016

Persisten estereotipos tradicionales sobre las mujeres en México: encuesta


Foto: Emma Blancas/MujeresNet

Se les sigue percibiendo como personas sensibles y se les asocia más como cuidadoras, madres y que alcanzan la realización a través de la maternidad. Reconocen que deben recibir educación pero temen que se vuelvan 'rebeldes' si estudian más.

Prevalecen las ideas tradicionales de mujeres y hombres en México, además de que se perciben más desventajas sociales de ser mujer como la discriminación y la violencia, reveló la encuesta "Géneros asimétricos. Representaciones y percepciones en el imaginario colectivo", perteneciente a la colección "Los mexicanos vistos por sí mismos", presentada el 1 de junio de 2016 en el Senado.

Esta encuesta contiene 14 variables de opinión y fue aplicada a mil personas de diferentes estados y segmentos sociales, que dan a conocer cuáles son los pendientes en la igualdad de género, y que aterriza la realidad de lo que se piensa de ser hombre y mujer en México, declaró una de sus autoras, la doctora Patricia Galeana Herrera.

Detalló que de manera general las personas encuestadas muestran pesimismo y se sienten en crisis y con mayor dificultad para enfrentar los cambios culturales.

Entre los resultados más relevantes está que se sigue percibiendo a las mujeres como personas sensibles y se les asocia más a ser cuidadoras, madres y que alcanzan la realización a través de la maternidad. Mientras que los hombres son vistos como seres racionales, proveedores, y no se les asocia la paternidad como un factor de éxito.

Sobre el tema de sexualidad y del matrimonio, las y los encuestados, sobre todo las nuevas generaciones, mostraron inclinación por las uniones libres. Sin embargo, se encontró que si las mujeres eran divorciadas, tenían menos posibilidad de encontrar pareja, y entre más edad tengan, sus probabilidades disminuirían; situación que no se da con los hombres, reveló la doctora en Estudios Latinoamericanos por la UNAM.

En cuanto a las ideas sobre la identidad, prevalecen las ideas de que los verdaderos hombres son los heterosexuales; a los homosexuales se les asocia con la pederastia y es causante de vergüenza para las familias que tienen un hijo/a homosexual. Sin embargo, la homosexualidad masculina es más aceptada que la femenina. "Para las lesbianas hay reticencia", aseguró la autora.

Aunque a ambos sexos se les involucra en las tareas domésticas, la mayoría de éstas siguen recayendo en las mujeres, situación que repercute en el tema de la participación laboral, donde 26% de los hombres y 23% de las mujeres creen que las mujeres pueden trabajar si tienen tiempo libre.

Respecto de los ingresos, son en su mayoría manejados por los hombres aunque estén desempleados y se toma como "lógico" que sean quienes ganen más. Además de que la idea de que las mujeres tengan mayores percepciones económicas que ellos es motivo de conflicto entre la pareja. "Los hombres quieren ganar más y controlar económicamente", detalló.

En el rubro de las relaciones y la violencia, 88.1% de las personas perciben la violencia como parte de la vida familiar. Y un bajo porcentaje cree que la mujer debe ser castigada por el hombre.

El 68.2% de los hombres y 57.4% de las mujeres sufrieron violencia en la niñez por parte de su padre y/o madre, patrón que reprodujeron en la edad adulta con sus parejas. Y un índice muy alto señaló que sí se debe castigar a la niñez.

Estos indicadores repercutieron en las desventajas sociales que perciben hombres y mujeres respecto de su sexo: las mujeres enumeraron el acoso, el maltrato, la discriminación, la desigualdad y su condición biológica; mientras que los hombres sólo percibieron como desventaja el no poder procrear.

Sobre el aspecto legal, los hombres conocen más la Ley General de Acceso de las Mujeres a Una Vida Libre de Violencia, que las mujeres. Y la Interrupción Legal del Embarazo es desconocida en los estados.

Asimismo hay ideas erradas sobre lo que es el feminismo, ya que lo equiparan con el machismo o incluso lo califican de "peor" al llamar a las feministas "feminazis", esto es preocupante porque se le considera algo malo cuando es una cuestión de los derechos humanos de las mujeres, sostuvo la también historiadora.

Por otra parte, en la Ciudad de México hay una actitud más abierta sobre la libertad de las mujeres que en otros estados, sin embargo, tanto hombres como mujeres reconocen que las niñas deben recibir educación pero que se vuelven "rebeldes" si estudian más. "Las quieren sumisas", declaró la doctora Galeana.

Finalmente, en la participación política, tanto hombres como mujeres ven positivo que estén en puestos de toma de decisiones, pero decrece su aprobación en cuanto más alto sea el cargo.

Por lo anterior, la doctora Patricia Galeana llamó a difundir lo que es el feminismo, porque incluso las autoridades que dirigen los Institutos de la Mujer lo desconocen, y a transversalizar la perspectiva de género en la educación formal e informal, pues sostuvo que los cambios llevan generaciones e implica la responsabilidad no sólo de una persona sino de las estructuras sociales.

En esta presentación estuvieron también la senadora Angélica de la Peña y Enrique Burgos, presidentes de las comisiones de Derechos Humanos y de Puntos Constitucionales, respectivamente.

"Géneros asimétricos. Representaciones y percepciones en el imaginario colectivo" es un trabajo de Patricia Galeana Herrera, Patricia Vargas Becerra y del Área de Investigación Aplicada y Opinión del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Se encuentra disponible en internet para descarga gratuita en la dirección: www.losmexicanos.unam.mx

Por Emma Blancas
Fuente: MujeresNet