agosto 12, 2016

Declaración por la libertad de la autoridad espiritual machi Francisca Linconao.

En este país Francisca Linconao, una autoridad espiritual de la nación mapuche, es considerada un peligro para la sociedad. Esta situación determina su encarcelamiento. No obstante, en este mismo país, un grupo extenso de delincuentes de cuello y corbata circula libre, pese al daño social, económico, cultural que han ocasionado a patrimonios que nos pertenecen a todas las personas y a la naturaleza.

Francisca Linconao sigue en prisión, aunque las evidencias están a su favor: el testigo clave que la inculpó, no solo a ella, se rectractó. Sin embargo esta declaración que deja a la luz un nuevo montaje policial no es suficiente para liberarla. Tampoco se considera que la machi siempre ha utilizado mecanismos legales para defender territorios sagrados y que estos siempre fallaron a su favor, lo que ilumina que su vía de resistencia no es la que se le imputa.

Pues bien, no importa su edad, ni su delicado estado de salud, ni las personas que exigen su liberación, ni la legalidad que la ampara, ni lo ilegal de la Ley Antiterrorista. No. Ella sigue en prisión y esto evidencia que el colonizador nunca se fue. Y es que no debemos olvidar que la aniquilación, la explotación, la militarización de los territorios indígenas a lo largo de AbyaYala expresan relaciones de poder extremadamente desiguales que desintegran toda posibilidad de habilitar convivencias Otras, distintas a los términos que la cultura dominante impuso. Las AFP, la penalización del aborto, la violencia en contra de la mujer, de niños y niñas de SENAME, Chiloé, la devastación de la naturaleza, entre otros, son parte de lo mismo.

Develar la existencia del colonizador oculto –enfatizamos- expone la forma colonial en que la cultura dominante preserva su poder con base, por ejemplo, en la criminalización de la resistencia mapuche y de todas las luchas sociales que cuestionan su hegemonía. Allí la lucha en contra del “terrorismo” es la más eficaz, pues recompuso la trama colonial que estableció igualdad entre barbarie y comunidades indígenas para justificar su exterminio. Hoy aquello es representado por latransformación de lo ilegal en algo legal, pues, a modo de ejemplo, legal es mantener a la machi Francisca Linconao en la cárcel y que -conforme a derecho- la delincuencia empresarial y política se mantenga en libertad.

Nosotras/es/os -quienes hacemos parte de esta red de apoyo- resistimos este modelo de violencia y por lo mismo demandamos la libertad inmediata de la machi Francisca Linconao. Quienes complicitamos –feministas, antirracistas, luchadorxs en contra de todo tipo de violencia- sabemos que esto es más profundo que la libertad de unos y la cárcel de toda su Otredad, por eso vemos en la justicia libertaria de la machi un gesto simbólico que desestabiliza la relación legal/ilegal facultada por la cultura dominante. Vemos allí la posibilidad de poner en manos de la diferencia la potestad de decidir autónoma y autodeterminadamente sobre la vida que quiere, que queremos vivir.

Pasarán años. Esto no cambiará de manera sencilla. Quienes son parte de esta red al menos evidencian que este país no se construye con todas las voces.

Viva la diferencia. ¡Marichiweu!

Red de apoyo feminista Francisca Linconao Santiago