septiembre 09, 2016

Impunidad en el asesinato de Berta Cáceres es un cheque en blanco para que otros/as defensores/as sean asesinados/as.



El 2 de marzo de 2016, Berta Cáceres, valiente defensora hondureña del medio ambiente y de los derechos de los pueblos indígenas fue asesinada a balazos por unos hombres armados que entraron en su casa en Intibucá, Honduras. Berta y el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras – COPINH, trabajaron juntos contra la construcción de una hidroeléctrica llamada “Agua Zarca” y el impacto que ésta tendría en el territorio del Pueblo Lenca.

Esta lucha puso en peligro de muerte a Berta, y continúa siendo una gran amenaza para la vida de los demás miembros del COPINH y de cualquier organización que cuestione la implementación de proyectos económicos en el territorio Lenca (como el Movimiento Indígena Lenca por la Paz, – MILPAH). Antes de su asesinato, Berta denunció reiteradamente agresiones y amenazas de muerte. Berta era internacionalmente reconocida y, si esto le sucedió a ella, cualquier cosa puede suceder a otra/o defensor/a. Desde su asesinato, Amnistía Internacional ha documentado un patrón de abusos y amenazas contra los/as defensores/as que buscan justicia en su caso, o que reportan sobre las acciones llevadas a cabo por empresas poderosas contra comunidades locales de campesinos e indígenas. Seis meses después de su asesinato, al menos dos defensores más han sido asesinados y cuatro agredidos.

El 2 de mayo de 2016, la Procuraduría General de la República de Honduras detuvo a cuatro hombres en conexión con el crimen y reportó que los sospechosos tenían vínculos con DESA, la compañía constructora del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca al cual Berta se oponía. La falta de transparencia en la investigación, incluyendo el hecho de que la familia ha sido sistemáticamente desplazada a un segundo plano respecto a los desarrollos del caso y la negativa de los funcionarios de alto rango a responder preguntas está poniendo en riesgo la investigación. La falta de justicia en este caso está enviando el mensaje que los/as defensores/as de derechos humanos pueden ser asesinados y que nada se hará al respecto. Únete a nosotros y pide al gobierno de Honduras que haga justicia y proteja a los/as defensores/as del medio ambiente en Honduras.

Firma para que la Procuraduría General de la República de Honduras:

  • Dé acceso al expediente de la investigación a la familia de Berta Cáceres y a sus abogados.
  • Investigue a los autores materiales e intelectuales del asesinato de Berta Cáceres.
  • Investigue los incidentes de seguridad y los ataques reportados por los defensores/as de derechos humanos, especialmente del COPINH y de MILPAH.
  • Firma: Aquí
Fuente: Amnistía Interenacional