noviembre 14, 2016

Constelación de artistas, un proyecto para crear redes de mujeres


Tomada de facebook.com/luciernagaIII/

A inicios de este año comenzó a gestarse Constelación de Artistas, un proyecto de Luciérnaga Taller que tiene el objetivo de crear un archivo de las mujeres artistas en Puebla y crear redes entre ellas. Finalmente en septiembre presentaron el proyecto y el pasado 20 de octubre cerraron esta primera etapa con una presentación de la página web y una mesa de diálogo sobre creación de redes en el arte.

En el evento estuvo presente como moderadora Alma Cardoso, investigadora y catedrática de estética y arte; la artista poblana Rosa Borrás; Roxana López, artista y fundadora de Luciérnaga Taller; la ilustradora poblana Yuriko Shirou y Victor Mora, artista de la Ciudad de México.

A la finalización de esta primera etapa, Constelación de Artistas condensa una breve reseña y muestra del trabajo de 21 artistas poblanas: 8 en el área del grabado, 11 en la ilustración y 2 en el dibujo.

El tema de la mesa de diálogo se relaciona con el máximo objetivo del proyecto, pues no se trata sólo de documentar el trabajo de las artistas (que también es de suma importancia), sino tejer redes y derrumbar uno de los peores males de la escena artística en Puebla: la desconexión y desconocimiento entre los propios artistas y colectivos de arte.

–Si nosotros trabajamos en solitario, si estamos auto-complaciéndonos, tendremos muy claro lo que hacemos. Cuando entramos en colectivo, cuando discutimos las posibilidades de intentar definir lo que puede ser el arte, entramos en un conflicto, pero justo eso es lo interesante –dijo Alma Cardoso durante su participación, para concluir que en la concepción actual del arte se tiene prioridad en las obras de arte cuando en realidad lo mejor de todo es el proceso, la actividad en los talleres.

Foto: Marlene Martínez

Retomando a algunos autores, Alma coincide en que cuando los proyectos artísticos desarrollan nuevas formas de cooperación están haciendo un cambio de paradigma y generando un contemporáneo estilo de vanguardia.

Desde la perspectiva de Víctor Mora, en la Ciudad de México se sabe de un gran movimiento artístico, muchos grupos e individuos, sin embargo tampoco se conocen entre ellos, a diferencia de lugares como Oaxaca o Xalapa donde los grupos están vinculados.

–Si hubiera una sinergia, que es lo que Luciérnaga quiere lograr, Puebla sería la capital cultural en toda su potencia.

Por su parte, Yuriko Shirou, quien forma parte de la constelación en la categoría de ilustración, dijo que Puebla es un campo con muchas posibilidades para iniciar este proyecto y expanderlo después.

-Si queremos lograr un impacto social, tenemos que unirnos –propuso Roxana López.

Roxana lanzó la propuesta de fomentar el interés por el arte en sociedades vulnerables. Cree que si trabajan solos pueden hacer arte de manera objetual, pero si colaboran pueden hacerse talleres y trabajando de mano a mano podrían reinventar el papel del artista, del espectador y de la obra de arte.

Rosa Borrás, quien también forma parte de la colección en la categoría de grabado, dijo que una de las cosas que ayudarían a lograr una mejor vinculación tanto con los propios procesos de producción como con el público, es cuestionarse por qué, cómo, con quién y para quién se produce arte.

Tomada de facebook.com/luciernagaIII/

–Además, como mujeres, en el entorno de violencia que estamos viviendo es sumamente importante sentirnos acompañadas.

Alma Cardoso insistió en que los procesos se invisibilizan en parte por los mecanismos de las instituciones como el museo y el mercado, que hablan de “la obra del genio” para exhibir o vender, lo que hace que el engranaje anterior se pierda de vista.

Una de las claves para acabar con esa falsa creencia, según Cardoso, es reformular la manera en que consumimos productos culturales. Las estrategias para hacerlo escapan a los métodos tradicionales de conocimiento como visitar los museos. En ese caso se tendría que hablar de relaciones de diálogo directas y documentar esos procesos, no sólo entre artistas sino también hacer partícipe al público, hacer comunidad y aliarse con los grupos que hagan lo mismo.

Las artistas de Luciérnaga Taller planean ampliar la Constelación en una segunda etapa incluyendo otras disciplinas como pintura y música. Para ello se tomarán un breve receso antes de buscar la forma de autogestionar lo que sea necesario para volver al proyecto.

Por el momento, en la página web sólo se actualizará la sección de noticias y enlaces y también organizarán una exposición colectiva con las mujeres artistas que conforman la primera etapa de la Constelación.


Por Ámbar Barrera
Fuente: http://ladobe.com.mx/