diciembre 06, 2016

Mejorar la seguridad de las mujeres en la Ciudad de México

En la Ciudad de México, nueve de cada diez mujeres han sufrido actos de violencia en el transporte público. Mediante el programa “Ciudades y espacios públicos seguros para mujeres y niñas en la Ciudad de México”, ONU Mujeres promueve la seguridad de las mujeres, inclusive mediante autobuses exclusivos para mujeres.
Autobuses exclusivos de mujeres, conocidos como “autobuses Atenea”. Foto: ONU Mujere/Juan Luis Cedeñoy 

“Había un hombre de pie detrás de mí, y, cuanto más intentaba moverme, más empujaba contra mí. Otro pasajero intervino, pero no le hizo ningún caso. Intenté escabullirme, pero no me dejaba mover. Nunca volveré a utilizar este medio de transporte, ni siquiera cuando vaya con retraso”, afirma Elizabeth Rodríguez, una mujer de 25 años de edad residente en la Ciudad de México que cada día utiliza el transporte público para ir a trabajar.

En la Ciudad de México, las mujeres realizan aproximadamente 10 millones de desplazamientos al día, de los cuales el 73,9 por ciento son en transporte público [1]. Según investigaciones recientes, nueve de cada diez mujeres han sufrido actos de violencia en el transporte público [2]. El acoso sexual y otras formas de violencia de género son habituales en los espacios públicos de la ciudad. “Me han tocado, me han hecho fotos, me han dicho muchas cosas”, afirma Raquel García, de 17 años de edad y participante en un debate de grupos de discusión organizado por ONU Mujeres.

Un estudio de alcance realizado en la Ciudad de México para contribuir a la elaboración del programa “Ciudades y espacios públicos seguros para mujeres y niñas en la Ciudad de México” reveló una mayor sensación de inseguridad entre las mujeres que acceden a espacios y al transporte públicos. “La verdad es que cada vez que salgo de casa, tengo miedo”, nos confió Victoria Juárez, de 34 años de edad, que también participó en el estudio.

Para conseguir que los espacios públicos sean más seguros para las mujeres y las niñas, ONU Mujeres trabaja con el ayuntamiento de la Ciudad de México en la elaboración e implementación de un programa conjunto, “Ciudades y espacios públicos seguros para mujeres y niñas”, de 2015 a 2017.

En colaboración con el Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México, ONU Mujeres reúne a las autoridades encargadas del transporte, al funcionariado público, a entidades proveedoras de servicios, mujeres y organizaciones de base para diseñar un programa integral destinado a prevenir y responder ante la violencia sexual contra las mujeres y las niñas en espacios públicos, lo que incluye una campaña que se presentará a principios de 2017.


El programa también ha conseguido que el alcalde de la Ciudad de México se comprometa a aumentar el acceso a autobuses exclusivos de mujeres, conocidos como “autobuses Atenea”, con la creación de dos nuevas rutas y tres nuevos centros de apoyo a las mujeres y las niñas en las líneas de metro y metrobús. Estos centros ayudan a las sobrevivientes a denunciar incidentes de acoso sexual y otras formas de violencia sexual, prestándoles el apoyo emocional y psicológico necesario, y ayudándolas a recurrir a la justicia. Entretanto, las autoridades de la Ciudad de México han mejorado la iluminación y la vigilancia en las paradas de autobús y en otros espacios públicos. Además, se ha puesto en marcha una nueva aplicación para celulares llamada Vive Segura que permite a las mujeres denunciar incidentes de violencia sexual y acoso en espacios públicos y llevar a cabo auditorías de seguridad, un proceso mediante el cual las mujeres pueden evaluar la seguridad de un vecindario o espacio público y transmitir su opinión y sus recomendaciones.

Aparte de la Ciudad de México, Puebla, en la parte central de México, y Torreón, en el estado septentrional de Coahuila, han presentado recientemente sus propios programas Ciudad Segura en colaboración con ONU Mujeres, asignando recursos procedentes de sus propios presupuestos para garantizar la seguridad de las mujeres en los espacios públicos y el transporte público.

“Queremos transformar nuestro mundo a través de ciudades inteligentes y sostenibles, y esto incluye ciudades en las que las personas sean las protagonistas de la administración pública, en las que las mujeres participen plenamente y en las que se cuente con una perspectiva de género”, afirma la representante de ONU Mujeres en México, Ana Güezmes. “Este programa innovador permite a los gobiernos locales responder a las necesidades específicas de las mujeres y las niñas y cumplir con sus obligaciones de conformidad con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, y, más concretamente, el Objetivo de Desarrollo Sostenible 5, que se propone lograr la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas, así como el Objetivo 11, que insta a tomar medidas para que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”.

El programa “Ciudades y espacios públicos seguros para mujeres y niñas” para la Ciudad de México (2015-2017)” financiado por AECID (la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo) y el gobierno local, tiene como propósito garantizar el empoderamiento social, económico y político de las mujeres y las niñas en espacios públicos libres de acoso sexual y otras formas de violencia sexual.

Fuente: Onumujeres
Nota: Los nombres de las participantes son ficticios para proteger su privacidad.

Notas

[1] Estudio de alcance de ONU Mujeres (2015) sobre el acoso sexual y otras formas de violencia contra las mujeres y las niñas en el transporte público, elaborado en colaboración con el Colegio de México e INMUJERES CDMX (próximamente, 2016).
[2] Zermeño, Fabiola y Plácido, Elizabeth, (2009). La discriminación y violencia contra las mujeres en el transporte público de la Ciudad de México. Documento de Trabajo No. E.18-2009, Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación.