febrero 04, 2017

¿En cuál entro? Sexo, género y aseos



Aseos de hombres y de mujeres: Los encontramos casi cada vez que nos aventuramos en un espacio público. Para mucha gente la separación de aseos por sexos, y los carteles usados para distinguirlos, pueden parecer inocuos y necesarios. Los transexuales saben que esto no es así, y que ha habido luchas públicas sobre quién tiene permitido usar cada baño. La segregación de los aseos públicos es uno de los modos más básicos de mostrar y reforzar la dicotomía entre masculino y femenino.

Como tales, los carteles de los lavabos dicen mucho de cómo las sociedades construyen el género. Identifican al hombre como lo universal y a la mujer como la variación. Expresan expectativas de representación de género. Y unen género y sexo.

Presento a continuación, para vuestro estudio y consideración, una tipología y análisis de varios carteles de aseos.

El hombre universal



Una de las ideas que apoyan el patriarcado es la idea de que un hombre puede ser representativo toda la humanidad o género humano, mientras que una mujer sólo puede ser representativa de otras mujeres. Por ejemplo, en política vemos cómo los Asuntos de la Mujer aparecen separados de los asuntos del resto.

Los carteles de los baños ilustran esta idea representando la figura masculina de un modo sencillo y la mujer como algún tipo de elaboración de la figura masculina. Este cartel expresa en palabras lo que muchos hacen en imágenes:


El tipo más común de cartel de lavabos, mostrado al principio de este artículo, es otro ejemplo. Típicamente, estos carteles representan al hombre como una persona y a la mujer como una persona con falda:

Aparentemente, McDonald's tiene unlavabo aparte para paraguas.

Los hombres tienen piernas, las mujeres tienen triángulos.


En Irán, los hombres son representados como personas y las mujeres son personas con falda y hiyab:



Ocasionalmente, vemos que los hombres son personas y las mujeres personas con cintura:

lo que pone de relieve lo absurdo de la construcción de cuerpos diferenciados por género, porque los hombres también tienen cintura.

En este cartel, vemos que los hombres tienen torsos y las mujeres tienen pechos flotantes sin cuerpo.

A las mujeres también les salen tentáculos de la cabeza.


Finalmente, tenemos un cartel que, a pesar de ser insultante y condescendiente, es interesante en tanto en cuanto lleva la asunción del hombre universal a su conclusión lógica. Esto es, si "hombres" es intercambiable por "personas", y las mujeres no son hombres, entonces las mujeres no pueden ser consideradas personas en absoluto, ¿o sí pueden?

¿Quién quiere ser una persona cuando puedes ser una flor delicada y bonita?


Sexos opuestos

Hay otro tipo de carteles de baño que, aunque están basados en el esquema de los hombres son personas/las mujeres son personas con vestidos, no encajan del todo. Estos carteles representan a hombres y mujeres como triángulos.

Uno no es la elaboración del otro. Ambos son simples triángulos. Estos carteles siguen siendo problemáticos a pesar de todo porque construyen a hombres y mujeres como opuestos el uno a la otra. También se asume que el espectador entiende que la orientación del triángulo significa o bien hombros o bien una falda, y eso no es un hecho,lo que se hace evidente cuando se considera este cartel:


A diferencia de los carteles de la izquierda, aquí el triángulo que apunta hacia abajo identifica el lavabo de las mujeres, y el que apunta hacia arriba es el lavabo de los hombres. Entiendo que los ángulos intentan representar tetas torpedo y una tienda de campaña.


Actualización: Roza, en los comentarios, cuenta una anécdota que ilustra que el significado de ciertas formas para el espectador no tiene por qué darse por sentado: En Polonia, los hombres son representados por un triángulo que señala hacia abajo y las mujeres por un círculo:

Esto me causó situaciones embarazosas, porque estoy acostumbrada a que el triángulo represente a las mujeres, pero después de unos cuantos intentos y de un montón de hombres haciendo pis y alucinando, aprendí :P

Género, sexo y sexualidad

En las controversias sobre quién tiene permitido usar cada baño, un tema recurrente es la confusión entre género, sexo y sexualidad, como las mujeres cisgénero, que insisten en tratar a las mujeres transexuales como una especie de depredadores sexuales amenazantes. Esta confusión es ilustrada por los carteles de los aseos, que a veces designan los baños por género y otras por sexo acompañado en ocasiones por asunciones sobre la sexualidad.

Representación de géneros








Muchos carteles de aseos no representan al hombre como la figura universal. En lugar de esto, la distinción se hace poniendo de manifiesto diferencias entre cómo se representan la masculinidad y la feminidad. Así, los carteles comunican ideas simplificadas sobre qué es un hombre o una mujer.

Lo más frecuente es el estilo de vestir.

Este par de carteles es interesante, porque aparentemente puede no ser evidente al espectador moderno que la persona representada en el cartel del baño de hombres es, en realidad, un hombre.


Muestra que los estilos que asociamos con la masculinidad no son universales en el tiempo y el espacio.

Después tenemos estos carteles que universalizan la representación de género aplicándola a los insectos. Naturalmente, las mariposas son femeninas porque son bonitas, y los escarabajos son masculinos porque no son bonitos.





Más indicativos aún que la idea de que la ropa hace al hombre o la mujer, están los carteles que no muestran a gente en absoluto, sino objetos con perspectiva de género.

Algunos carteles incorporan posturas de género: La mujer está inclinada o tiene los ojos apuntando modestamente hacia abajo, mientras que los hombres tienen los pies firmemente plantados en el suelo, mostrando su fuerza física.

Estos son también indicativos del comportamiento que esperamos de hombres y mujeres: las mujeres deberían ser tímidas y sumisas; los hombres descarados y dominantes.

Alternativamente, en estos carteles vemos que el hombre está de lado,mientras que la mujer está de caraal espectador.


Sin embargo, no es un cambio de papel.El hombre está en una posición móvil, activa y fluida; mientras que la mujer, de una manera bastante inquietante, parece que esté clavada en el muro.

Sexo

Después de las figuras, los carteles que muestran diferentes estilos de vestir para hombres y mujeres, parecen ser el modo más común de designar los lavabos. Sin embargo, como la gente transfóbica, algunos carteles se centran en lo que está bajo la ropa. Algunas de las siguientes fotos podrían ser NSFW (no adecuada para ver mientras estás en el trabajo).

Estos carteles son de varios tipos. Todos simplifican y obvian a los transexuales y a la gente con órganos sexuales atípicos.Las primeras se basan en que los hombres tienen pene y las mujeres tienen pecho. Creo que son indicativas del grado en que los pechos han sido sexualizados en nuestra sociedad; como se muestra en el cartel de al lado, parece que se ignora que las mujeres tienen genitales, y por lo tanto se construyen los pechos como el equivalente femenino del pene.

¿Cómo se supone que hace pis ella? Sin ese poco pelo de más en la mujer, no seríamos capaces de ver la diferencia.


Los hombres tienen penes, las mujeres tienen senos y heridas con huecos en el pecho.

Al principio pensé que el diseñador gráfico tenía un concepto grotesco y distorsionado de las vaginas. Pero no, ése es su culo.

Este de hecho podría incluirse en la categoría del cartel anterior en el que "los hombres tienen torsos y las mujeres tienen cuerpos flotantes y pechos desmembrados".


El segundo grupo es los hombres tienen penes y las mujeres tienen vaginas. Me encanta la majestuosidad que irradian éstos.

Es casi insultante el poco esfuerzo que se hizo en dibujar esa vulva. Además, no creo tampoco que sea típico para los hombres estar tan afilados.



Parece que las vaginas se muestran relacionadas con las mujeres en una extensión mucho menor de lo que se muestran los pechos.

Relacionados de algún modo con la última categoría, se encuentran los carteles que se preguntan: ¿Haces pis de pie o sentado/a?

Así que los hombres que hacen pis sentados, ¿no tienen baño? ¿Y de dónde han salido esos charcos?


En caso de que no se vea, estos carteles muestran cerveza cayendo.


Porque las mujeres son muy monas y los hombres son... ¿monos?


Como juego de palabras, más que designado gráficamente. (Un comentario anónimo: La foto de los pointers/setters es de un restaurante en Philadelphia llamado el Café Perro Blanco, donde trabajé durante muchos años. Hay cuatro baños individuales, llamados como tipos de perros, y todos explícitamente sin designar género. Esos baños fueron diseñados en parte con la comunidad queer del Oeste de Philadelphia en mente: Cuando trabajé allí tuve muchos compañeros LGTBQ, incluyendo a alguien que estaba en transición y había un ambiente de apoyo increíble. Debidamente anotado)



Otros carteles usan las características sexuales secundarias de los animales:

Nada de gallinas, sólo polluelas.


Esto ilustra el modo en que asumimos la universalidad de la dicotomía de género, cuando no es universal. Por ejemplo, se sabe que las gallinas se comportan como los gallos, y que desarrollan muchas características secundarias masculinas, siendo noticia en Suecia y China. Hubo también un gallo en Italia que empezó a poner huevos después de que un zorro matara a todas las gallinas.


Este cartel simplifica más aún, especificando los pares de cromosomas que necesitas para usar el baño:

También universaliza la dicotomía de género a razas alienígenas (cuyas piernas, convenientemente, parecen representar de un modo abstracto los órganos sexuales humanos) y robots.

Uniendo sexo, género y sexualidad


Los carteles pueden variar entre designar baños por sexo y por género porque mucha gente asume que son lo mismo.

El bocadillo de ella: Compras.
El de él: Fútbol.

Este cartel cubre todas las características mencionadas anteriormente. El hombre como lo universal, la mujer como la variación: Él simplemente tiene forma de huevo y ella lleva un vestido y pintalabios. Sexo biológico: El tiene un pene minimalista y ella una vagina de similares características. Representación de género: El piensa sobre fútbol y ella sobre compras. Es casi divertido que el diseñador gráfico sintiera que eran necesarios tantos elementos. Es también interesante porque ilustra también lo asumida que está la unión y la rigidez de la dicotomía resultante. Las mujeres deben cumplir estándares de feminidad. Los hombres no pueden llevar pintalabios o disfrutar de las compras. Y por supuesto, no pueden tener vaginas.

Hay un elemento absurdo. No segregamos los lavabos porque la gente tenga diferentes intereses. Tampoco por las elecciones de ropa que hace la gente porque, obviamente, las mujeres llevan pantalones. Y tal y como este cartel de Utilikilts muestra, no es desconocido el hecho de que los hombres llevan falda.

Lo sé, lo sé, es un kilt, no una falda. Cuéntale eso a las chicas de escuelas católicas y a la gente que tiene fetiches con ellas.

Separamos los lavabos por el sexo, por el supuesto interés hacia el sexo opuesto, esto es, por la sexualidad.


Específicamente, por la heterosexualidad masculina, que se supone que es depredadora. Qué narices, se espera y se acepta que sea depredadora, a tal nivel que incluso se bromea sobre ello.

Esto podría ser simplemente un comentario refiriéndose a la limpieza de los baños.


Esto es injusto hacia muchos hombres. Y se convierte en una excusa para aquellos hombres que son depredadores.

La separación de baños se basa en una asunción de la heterosexualidad, hombres depredadores y mujeres pasivas y vulnerables; La asociación de sexualidad con sexo, y la unión de sexo y género. En otras palabras, no tiene sentido. Una cosa por la que no separamos los baños es por sexualidad.


Excepto por ese lugar en Ámsterdam… ¿Eh...?

Finalmente, unas cuantas señales que simplemente encontré confusas:

En Alemania las mujeres son representadas por el fuego y los hombres por el agua. ¿Por qué?


No les preguntéis a los brasileños...

…porque en Brasil el fuego representa al hombre. Y las flores a las mujeres, claro.


Me llevó un rato, pero al final entendí esta. ¿Podéis vosotros/as?


Ésta es del Cráter de Sangunburi, en la isla Jeju en Corea del Sur. Supongo que hay una explicación de por qué la mujer lleva una máscara de buceo y por qué el hombre es un Gólem, pero no la he encontrado.

(Habría sido fácil hacer algún tipo de investigación sobre este cartel, y debería haberlo hecho en vez de incluirla en la sección de cosas absurdas. En cualquier caso, varias personas respondieron con explicaciones en hilos en los que se ha linkeado este post. Aquí tenéis uno de ellos: La mujer buceadora es una haenyeo, o buscadora de perlas -hay una subcultura haenyeo independiente que de hecho es bastante molona y única en el Jejudo. Sólo las mujeres bucean.- El Gólem masculino representa un tótem tradicional de hombres que desean a las buscadoras de perlas buena suerte y seguridad en sus viajes.)


De Applebbe's en Sao Paulo.

El cartel rojo es el de los lavabos de mujeres.

Obviamente.


Fuente: del blog This Is Hysteria! 
Traductora: Eloísa B. Marcos para Mujer Palabra
Publicado en mujerpalabra.net e