junio 03, 2017

Amelia Valcárcel: "El feminismo es el aliado fundamental de la democracia y es parte de ella"

Imagen: elecodesunchales

La filósofa española Amelia Valcárcel ha defendido hoy que la rebelión al orden establecido se produce en los sistemas democráticos que "toman la igualdad y la ponen como fundamento" y que el feminismo "es un aliado fundamental" de esa democracia.

En su discurso tras recibir el premio "Avançant en igualdad" de FeSP de UGT PV, la catedrática de Filosofía Moral y Política de la UNED ha asegurado que "la mayor novedad del tiempo presente es la libertad de la mujer porque no ha existido antes en las sociedades política y no pertenece al orden social de las cosas".

A este acto, celebrado en la sede de UGT, ha asistido, entre otros, el president de la Generalitat, Ximo Puig; las conselleras de Vivienda, María José Salvador, y Justicia, Gabriela Bravo, y Sanidad Universal, Carmen Montón; así como los portavoces socialistas en Les Corts, Manolo Mata, y en el Ayuntamiento de Valencia, Sandra Gómez.

Según ha asegurado Amelia Valcárcel, "la igualdad en las democracias no es una condición empírica y probablemente nunca llegue a serlo, es una condición pactada lo que la convierte en un valor".

"Vamos a utilizar la igualdad siempre para pensar pero es sumamente abstracta y puede no reflejarse en modo alguno en la organización social, aún presidida por una jerarquía", ha indicado.

Ha recordado que durante "largas generaciones y milenios las mujeres han estado sometidas a un orden de importancia y de jerarquía" y que la "rebelión verdadera" contra ese orden "solo se ha producido en las democracias".

Según la filósofa, "las democracias son los sistemas políticos más antinaturales que pueden existir, porque toman la idea de igualdad y la ponen como fundamento y dicen una cosas antiempírica: todos los seres humanos nacen libres e iguales, pero no es verdad porque cada ser humano nace en un contexto y es determinado por él".

Ha incidido en que "el feminismo es el aliado fundamental de la democracia y es parte de ella porque quiere decir que difícilmente una sociedad puede llamarse democracia si las mujeres no tienen la capacidad de ser libres y derecho a ser ciudadanas".

Ha hecho hincapié en que esa "no es ni con mucho la posición de las mujeres del planeta Tierra porque la mayor parte de las sociedades que conocemos no son democráticas" y las democracias "son solo una parte de la humanidad pequeña y excepcional".

Para Valcárcel, la igualdad "no es natural" y ser mujer "supone un sobrecoste diario para mantener la propia dignidad. Lo que no es natural es admitir que aquello que tienes enfrente, aunque sea una mujer, tiene los mismos derechos que tú".

Por ello, no comparte el deseo de los que dicen que ojalá no se tenga que celebrar el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, porque "cuando hay una condición no natural vas a tener que mantenerla moral y políticamente para que siga existiendo".

La filósofa ha asegurado que las mujeres están en el mundo porque "son espléndidas" pero llevan una losa "de indignidad y sufrimiento que tienen derecho a querer erradicar del todos el mundo". EFE

Fuente: La Vanguardia