noviembre 10, 2017

Recordando a Miriam Makeba

Miriam Makeba. Legendaria cantante sudafricana y símbolo de la lucha contra el apartheid. Makeba, conocida como Mamá África, fue la primera mujer negra que ganó un premio Grammy.

Aunque pasó su infancia en Pretoria (Transvaal), Makeba comenzó a cantar en los años cincuenta con el grupo Manhattan Brothers, tras lo que fundó su propia banda, The Skylarks, que mezclaba jazz con música tradicional sudafricana.

Después de ver que no podía llevar a cabo en su país la carrera musical que ella quería por su activismo comprometido, la cantante viajó a Venecia (Italia) para después conseguir llegar a Londres (Reino Unido), donde conoció a Harry Belafonte, quien le ayudó a entrar en Estados Unidos. La persecución estatal ―el apartheid terminó oficialmente en Estados Unidos recién en 1967― le obligó a abandonar Estados Unidos, trasladando su residencia a Guinea.

Icono de la lucha contra el apartheid en Sudáfrica, Makeba, marginada durante más de tres décadas por el régimen racista sudafricano, siempre estuvo comprometida con la lucha por los derechos civiles y contra el racismo, una entrega que llevó a cabo hasta el último momento de su vida. La cantante, conocida también como «Mamá África», supo llevar como nadie al escenario las tradiciones y los trajes típicos de su tierra, en espectáculos donde su voz cálida y su gran presencia eclipsaban a los instrumentos étnicos que la acompañaban.

Logró su máxima popularidad con el inolvidable tema «Pata Pata» (1966), que fue difundido en diferentes países del mundo alcanzando los primeros lugares en los rankings de música pop. Esa canción fue versionada también por otros intérpretes, como la mexicana Thalía, Chayanne o la popular banda Chébere.

En Chile, Makeba actuó en la décimo tercera edición del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, en 1972. En ese país era conocida por su cercanía con la figura del socialista Salvador Allende. Y quien a fin de ese año sería elegido presidente de Chile por la inmensa mayoría. Al comenzar su actuación, dedicó Pata pata a Allende y exclamó «¡viva la revolución chilena!».​ El público conservador la abucheó durante todo el tiempo que estuvo en el escenario, impidiendo su presentación artística.

Makeba residió en Guinea hasta que regresó a Sudáfrica el 10 de junio de 1990, tras la excarcelación de Nelson Mandela, quien tiempo después le ofreció participar en su gobierno.

En el 16 de octubre de 1999, Miriam Makeba fue nombrada embajadora de Buena Voluntad de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

En 2001, Makeba fue galardonada con el premio de la paz Otto Hahn, otorgado por la Asociación Alemana de la ONU. En 2002 fue galardonada con el Polar Music Prize que otorga la Real Academia Sueca de Música.

El 9 de noviembre​ de 2008 falleció en la localidad de Castel Volturno, en el sur de Italia, a causa de un paro cardíaco que sufrió tras un concierto contra el racismo y la mafia, en el que participaba.5


Fuente: Tribuna Feminista