febrero 13, 2018

Día del Hiyab Púrpura: La protesta de las Mujeres Musulmanas contra la Violencia Doméstica y el Femicidio


El Día Internacional del Hiyab Púrpura es una jornada de remembranza y apoyo de las mujeres musulmanas para las víctimas de violencia doméstica y femicidio. Se observa cada segundo sábado febrero y las actividades, que se extienden generalmente entre el 12 y el 16 del mes inclusive, tienen como objetivo aumentar conciencia sobre los efectos malignos de la violencia doméstica y renovar nuestro compromiso con la lucha por el fin de todo tipo de agresión, opresión y amenaza que ponga en peligro la integridad y los derechos de las mujeres del mundo.

Esta iniciativa surgió en los Estados Unidos en el año 2010. La mayoría de las veces se conmemora usando un hiyab- pañuelo islámico que cubre la cabeza – de color púrpura, pero cualquiera puede participar vistiendo una prenda de vestir morada ese día. El color púrpura del Hiyab representa distintos estados anímicos y valores de acuerdo a la intensidad: Claro, es ternura y fidelidad; brillante, es dignidad, fortaleza y sabiduría. Profundo y oscuro es dolor y templanza. El activismo por una vida sin violencia para las mujeres contiene en sí todas las sombras y luces de este color.

Asiya Zubair Hassan

La fecha recuerda el asesinato de Asiya Zubair Hassan, víctima de femicidio como resultado de la espiral de violencia doméstica. Asiya, junto a su esposo Muzzamil Hassan, fundó el primer canal de televisión islámico de habla inglesa en los Estados Unidos. Arquitecta de profesión, con un MBA en la Universidad del Estado de Nueva York, consciente de los conflictos y obstáculos que los estereotipos culturales sobre las y los musulmanes representan para la convivencia pacífica y la inclusión social plena, decidió fundar Bridges TV, un medio de comunicación cuyo objetivo era servir de puente entre las comunidades musulmanas y la sociedad estadounidense.

El 12 de febrero de 2009 el cuerpo de Asiya Zuhair fue encontrado decapitado en el Estado de Nueva York, luego que su propio marido informara a la policía donde encontrarlo. Muzzamil fue encontrado culpable y condenado a 25 años de prisión. De acuerdo a Hayadai Majeed, de la Red Baitul Salaam, un grupo que trabaja con mujeres que han enfrentado la violencia doméstica:

“El femicidio de Asiya provocó cambios dramáticos en las comunidades musulmanas: Les hizo reflexionar sobre la manera en que ciertas interpretaciones del Islam respecto a los derechos y deberes en el matrimonio afectan la integridad de las mujeres y a organizarse para prevenir la violencia doméstica en la comunidad”.

Uno de los estereotipos más extendido y nefasto que existe sobre el Islam, es aquel que sostiene que la religión legitima la violencia contra las mujeres y autoriza a los maridos a castigar a sus esposas y disponer de la vida de las mujeres de su casa. Si bien estas interpretaciones prejuiciosas son reproducidas por voces fuera del Islam, no es menos cierto que para muchos hombres musulmanes es una casi inapelable forma de auto-excusarse por los abusos que cometen contra las mujeres.

La Voz de las Mujeres Libias, una organización de África del Norte que adoptó el Día del Hijab Púrpura ha declarado que el Islam enseña “a los musulmanes a no dañar a otros” y que el supuesto permiso para pegar constituye una interpretación terrible y retrógrada, así como una manipulación deliberada de la religión.

El Día Internacional del Hiyab Púrpura fue pensado por las mujeres musulmanas, pero no pertenece sólo a ellas. Es de todas las mujeres y de toda persona que desee sumarse a la prevención de la violencia doméstica, a la denuncia del femicidio, al apoyo solidario a las víctimas y sus familias. Es un día de activismo y memoria, una oportunidad para encontrar nuevas maneras de trabajar juntas en un contexto de acelerado aumento de la violencia contra las mujeres en todas partes del mundo, porque ninguna civilización tiene el privilegio de la misoginia.


*Educadora Comunitaria y Periodista de Género. Especialista en Estudios de la Mujer, Religión y Discursos Sociales.
Fuente: http://diariofemenino.com.ar/